Cultivar palma africana ya no se considera de alto impacto ambiental

El ministerio de Medio Ambiente (Marn)  aprobó una nueva clasificación a las actividades industriales de Guatemala bajo la premisa de agilizar las gestiones de licencias. La reciente regulación reduce los requisitos ambientales y beneficia, entre otros monocultivos, a la palma africana. 


El pasado 14 de octubre, por medio del acuerdo ministerial 204-2019, entró en vigencia un nuevo Listado Taxativo de Proyectos, Obras y Actividades Industriales. El acuerdo establece una clasificación en la que se asigna una categoría a determinada actividad según su impacto en el medio ambiente.


Por medio de las categorías A, B1, B2, y C, se determina el impacto ambiental de cada actividad, donde A es el de mayor impacto, por lo que los proyectos con esta clasificación están sujetos a más requisitos, y C es el mínimo. 



Valle del Polochic, Aldea Semuy, El Estor

Texto:  Alejandro Pérez
Foto: Sofía Menchú

Leer artículo completo en: www.no-ficcion.com


Entradas Recientes

Ver todo